Buscar este blog

23 de agosto de 2008

¡SORPRESA SORPRESA!


Ayer por la noche, ¡UNO DEL STAFF DEL HOSTEL ME VIÓ DESNUDA! :D ¡DIOS!

Me fui a duchar. Las duchas aquí son una mierda y desde que el pintor las volvió a pintar sin antes rascar la pintura, que éstas no cierran del todo bien. Así que me metí, cerré con pestillo (eso creí yo) y empecé a ducharme. El agua se paró (porque son de esas que tienes que darle al botón unaaa y otra vez) y yo nunca corro las cortinas porque me da asco que me toque eso. Me giré de cara a la puerta y empecé a enjabonarme las piernas (ufff podría hacer de esto ¡una novela erótica!) Así que mientras sentía como el jabón se deslizaba leeeentamente por mis laaaargas y estilizadas piernas, suaves como la seda, entonces, el del Staff, que se pensó que no había nadie porque no oyó la ducha, ¡entró! De repente,¡ yo grité! ¡El se asustó! Yo me enrosqué con la puta cortina asquerosa y el casi se pega una leche al cerrar la puerta contra su cara. Si hubiéramos visto la escena a cámara lenta, hubiéramos podido ver como el del Staff, en cuestión de milésimas de segundo, me miraba las tetas. Peeeeero sólo es una suposición, porque entre el jabón, el tamaño en sí del objeto a mirar y del susto, ¡no pudo ver nada!
Luego me eché a reír y ahora cada vez que le veo, le saludo con un efusivo ¡HI! Ahora que ya me has visto desnuda, ¡hay confianza! Pero él pasa mucha vergüenza y baja la mirada al suelo :D
¡Le he traumatizado! Poooobre.

Consejo: llamar antres de entrar!

2 comentarios:

  1. jajajaj no puedo parar de reirme :)

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, no sos la única con la fobia de la cortina!

    ResponderEliminar